CROQUIS DE LOCALIZACION

CROQUIS DE LOCALIZACION

viernes, 2 de septiembre de 2016

sábado, 27 de agosto de 2016

4 DE SEPTIEMBRE DE 2016: SOLEMNE CANONIZACION DE LA BEATA TERESA DE CALCUTA


4 DE SEPTIEMBRE: SOLEMNE CANONIZACION DE LA BEATA TERESA DE CALCUTA.
Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas.

El próximo Domingo 4 de Septiembre del Año Santo Extraordinario de la Misericordia 2016, tendrá lugar la Solemne Canonización de la Beata Teresa de Calcuta, en la víspera de la Memoria litúrgica señalada para celebrarla, desde que fue beatificada, y quien falleció ese mismo día de 1997, en Calcuta, a la edad de 87 años. En 1950 fundó la orden femenina de las "Misioneras de la Caridad" y su rama masculina ("Hermanos de la Caridad") en 1963. Recibió el reconocimiento de Premio Nobel de la Paz 1979. Con este motivo, se preparan en Roma ocho días de celebraciones. Acapulco estuvo presente en esa solemne ceremonia de beatificación en El Vaticano, aquél 19 de Octubre de 2003 por el Santo Padre Juan Pablo II. En esa ceremonia estuvieron presentes: el Presidente Municipal de Acapulco Lic. Alberto López Rosas, acompañando al Arzobispo de Acapulco Monseñor Felipe Aguirre Franco, junto con los presbíteros Juan Carlos Flores Rivas, y Miguel Ángel Contreras Ontiveros, y el Señor Sergio Suárez, de feliz memoria.

VISITANTE DISTINGUIDA DE ACAPULCO. Del Viernes 20 al Martes 24 de Agosto de 1982, tuvo lugar en Acapulco el Segundo Congreso Internacional para la Familia de las Américas, en el Salón Teotihuacan del Centro Internacional de Convenciones de Acapulco, donde participaron 3, 300 asistentes. Este importantísimo Congreso, contó con la invaluable presencia de la Madre Teresa de Calcuta. El Domingo 22 de Agosto de 1982, tuvo lugar en Acapulco una maratónica jornada para Madre Teresa de Calcuta, pues fue el único día de su estancia en Acapulco, por la mañana pronunció un extraordinario discurso titulado “EL TEMOR AL NIÑO”, en el Salón Teotihuacan del Centro Internacional Acapulco, durante el Congreso para las Familias. Este discurso íntegro, puede encontrarse transcrito en nuestro blog en internet ephemeridesacapulcanae.blogspot.com, te lo recomendamos ampliamente.

MENSAJE DE VIDA EN ACAPULCO CONTRA EL ABORTO. Madre Teresa dijo en Acapulco: “Eso es precisamente lo terrible. Pensar que hoy en día un niñito no nacido aún, se ha hecho foco de destrucción, que por él se quiere destruir el don de Dios, tratando de destruir la presencia de Dios en el mundo... Esto es por lo que Dios se hizo pequeño, pobre, indefenso, herido, además dice: “Cualquier cosa que hagan por otro, lo harán por mí… Antes del matrimonio, si se comete un error y la chica se encuentra con un niño, NO DESTRUYAN A ESE NIÑO, NO LO MATEN, ACÉPTENLO, MANTÉNGANSE CERCA DE ÉL, YA QUE AL DESTRUIR AL NIÑO SE COMETERÍA PECADO, UN PECADO MÁS GRANDE, Y SI NO QUIEREN AL NIÑO, YO LO QUIERO, DÉNMELO A MÍ… Palabras que nunca dejarán de resonar en los corazones y las mentes de hombres y mujeres de buena voluntad en Acapulco. EN LA PLAZA DE TOROS CALETILLA. Por la tarde de ese mismo día, Madre Teresa acudió a la Plaza de Toros Caletilla, para la realización de un festival popular, organizado por la Dirección de turismo Municipal, en el que estuvo presente el Alcalde Amín Zarur Menez, con motivo de felicitarla por sus 73 años de vida que en los próximos días cumpliría.

La Madre Teresa, quien para su venida a Acapulco ya era Premio Novel de la Paz –tres años antes había recibido el galardón-, a pesar de su proyección universal, no dejaba de ser una persona sencillísima, de un alma prístina, y sobre todo alejada de todo lo que pudiera parecer superfluo. Los organizadores del Congreso Internacional de la Familia, prepararon su estancia en una espléndida habitación del Hotel Las Brisas, con una íntegra familia benefactora de la Iglesia en Acapulco. Pero ella, coherente con su estilo de vida, desechó tal ofrecimiento, y pidió al entonces Arzobispo de Acapulco Monseñor Rafael Bello Ruiz –de feliz memoria-, ser hospedada en las humildes instalaciones del Seminario del Buen Pastor de Acapulco, en Costa Azul. El Seminario se vio bendecido así, por la presencia de esta ilustre visitante, quien se hospedó en el área que ocupaban entonces las Religiosas Franciscanas de San José, quienes atendían la cocina del Seminario, y pudo conocer de cerca la simplicidad del estilo de vida del Arzobispo Bello, que por años habitó en un tejaban, con un típico corredor costeño, y apenas una sencilla mesa que servía de escritorio. Sin duda, este elocuente signo, de esta gran Santa contemporánea, dará sus frutos, de abundante mies, que es esperanza de la semilla sembrada en el surco de esta Costa Guerrerense.
         La Hermana Mary Prema, sucesora de Madre Teresa señala la enseñanza clave de la Beata en vísperas de canonización: La enseñanza más importante fue “hacer siempre las cosas pequeñas con gran amor”. “No tenemos que esperar grandes ocasiones para amar y darnos a nosotros mismos, sino en las pequeños momentos de nuestra vida en comunidad, y especialmente en el servicio a los pobres. Al limpiar, lavar, al dar una sonrisa o una palabra amable”. La religiosa aconsejó también que “no tengamos prisa” y “no participemos en una carrera en la que los proyectos y planes nos priven de lo que realmente nos hace humanos, que es amar y ser amado (…). Insistir y trabajar en el amor nos hace más capaces de aceptar lo que Dios nos muestra a través del sufrimiento, por medio de rechazo u otras dificultades”. Aseguró que el amor incondicional de madre fue lo más destacable de su predecesora: “no fue su apariencia, fue la forma como se relacionó conmigo y con la que se hizo a sí misma útil en la comunidad lo que me hizo conocer a una persona que ama, que me aceptó, que me quiso y fue una madre para mí”. "Me impresionó la sencillez de la vida que las hermanas llevaban en Calcuta y yo no podía olvidarlo. Luego, lentamente, conforme mi vida de oración se fue haciendo más rica, sabía que quería dar todo por Jesús”, recordó. Elegida como Superiora General de las Misioneras de la Caridad el 24 de marzo de 2009. Para la Madre Teresa, no sólo había mucho sufrimiento físico en el mundo, sino también un profundo sufrimiento invisible y espiritual que se encuentra "en el pecado y en la adicción a las conductas pecaminosas”. “El sufrimiento espiritual no solo es un verdadero sufrimiento para aquellos que están en la ceguera del pecado, sino también para aquellos que están sufriendo las consecuencias de esos pecados". La solución, es simplemente amar a Jesús y practicar la misericordia. “Ella fue un pequeño lápiz en la mano de Dios. Y tenía un solo deseo, conocer y amar a Jesús, y que sea conocido y amado por todos. Su gran deseo era hacer que la gente se beneficie y sea bendecida por el amor misericordioso de Dios, con el que ella, a través de sus trabajos humildes, presentaba de una forma tangible a las personas”.


Celebraremos la Santa Misa de Acción de Gracias por la Canonización, y su visita a Acapulco, en la Parroquia de San Judas Tadeo del Barrio de Tambuco (Caleta), en el Fraccionamiento Las Playas, a pocos pasos del lugar donde visitó esta gran Santa. ¡Acompáñanos! Santa Misa 6 p.m. el mismo domingo 4 de septiembre. ¡Te esperamos!